Ir para o Conteúdo

Mural Niten Argentina


Coordinador y Papá

por Saieva-Bsas - 23-jul-2018



El jueves pasado, aprovechando que estaba de vacaciones de invierno en el colegio, mi hijo vino a entrenar. Tiene 9 años. Se llama Cid, (por el Cid Campeador, heroe español que supo encarnar los ideales de honor y caballería en la edad media).

Si bien, Cid ya había concurrido al dojo e incluso participó, esta vez fué diferente. Por la mañana se despertó sin rezongar y estuvo listo antes que yo, después quiso ayudarme con el bogu y las armas. Tenía ganas de entrenar! Y de luchar!

Ya estaba familiarizado con las reglas, como la reverencia al ingresar y responder “Hai” y “Arigato gozaimashita”.
Me sorprendió la concentración con la que encaró todo. Apenas cruzamos la puerta nuestra relación cambió, me miraba con el respeto con que se mira a un maestro o un profesor y no solo como a su papá.




Tenía que tratarlo como a un iniciante y no como a mi hijo.
Así que después de la entrada en calor nos pusimos el bogu y a transpirar! Una espada, dos espadas y shoto. “MEN-KOTE-DO”
Se notaba que Cid lo disfrutaba, gritaba como loco y corría de un lado al otro con toda la energía! Después experimentó su primer Keiko y no se achicó, arremetía con coraje como un pequeño demonio contra los gigantes del doble de alto!

Cuando llegó el momento del Shiai le dije: “Cid, ahora hay que luchar en serio, te animas?”
-HAI! Respondió fuerte y sin pensar. ( por dentro tenía ganas de abrazarlo, me llenaba de orgullo)


Y ahí nomás luchó con cada uno de nosotros por puntos! Es asombrosa la capacidad de aprendizaje de los chicos, captan todo mucho más rápido que los adultos y en seguida incorporan lo nuevo sin cuestionarlo.
Al finalizar le pregunté si le había gustado, y me dijo : “Me encanta luchar, podemos volver mañana, papi?”

Fue una experiencia extraordinaria como papá y como coordinador. Encontrar esos momentos para compartir y aprender es algo invaluable. Tener la certeza de saber que al llevar a mi hijo a Niten estoy haciéndole un bien y ayudándolo a crecer. Que lo estoy alejando por un rato del mundo de las pantallas y las imágenes ficticias para que viva y sienta algo verdadero. Que aprenda a ganar y a perder en la vida real, no en un videojuego. Que se enfrente a sus miedos con coraje y pueda superar la frustración. Que sepa compartir y respetar a los demás. Que sienta compasión y se aleje del odio y el rencor. Que sea fuerte para no quebrarse y flexible para adaptarse.
En fin, Que sea una buena persona. Como un verdadero samurái.


Arigato gozaimashita Niten.
Arigato gozaimashita Sensei.

Sayonara.
Montesano (julian) .
Y Montesano (Cid)





tags:
comentarios  

Perdriel - La PlataHermoso relato, pienso que es nuestro deber como padres explorar en el alma de nuestros hijos y ayudarlos a rescatar lo mejor de ellos mismos. Le ha mosrado la entrada de un hermoso camino.
Omedeto.



Retornar para últimos postagens


    topo

    Instituto Niten Argentina
    (15) 5647-1995 / (15) 6683-1832
    info@niten.org.ar