ENTRENA
KENJUTSU
EN CASA
Todas las clases presenciales del Instituto Niten están suspendidas en virtud del Covid-19.
Pero para distribuir la llama de la espada creamos la página "KENJUTSU EN CASA PARA TODOS".
Encontra allí material para entrenar en casa y segmentos de los Momentos de Oro de Sensei Jorge Kishikawa.
Vamos a mantener la energía del cuerpo, mente y espíritu en movimiento!
Café com o Sensei Ir para o Conteúdo

Cafe con Sensei


11-jul-2016

Niten: Paz en Familia

"El Gashuku de Kokushikan va a quedar para siempre en mi memoria, muchos logros importantes de mi vida sucederán en ese evento. Primero, mis dos hijos fueron con nosotros, por primera vez, a un evento de Niten fuera de Caxias do Sul. Sensei nos dijo varias veces para llevarlos, y varias veces nosotros planeamos eso, pero una enfermedad de última hora o una eventualidad financiera varias veces nos hizo cambiar de planes.





Quede inmensamente agradecida y feliz en poder tener los pequeños allá, siempre me preocupe de que no se adaptaran, estorben el entrenamiento de los demás participantes. Lo que paso fue justamente lo contrario, ellos se entretuvieron, se entusiasmaron con Niten, gritaron, saltaron, golpeaban men men men junto con el Gashuku,






fue muy emocionante para mi ver eso, en especial porque quiero mucho que ellos crezcan dentro de Niten, con las orientaciones de Sensei sobre el Camino.








Quede inmensamente agradecida a todos los hermanos de espada que tan gentilmente ayudaron a facilitar la estancia de dos niños de 3 y 5 años, las personas que cuidaron de ellos cuando mi marido y yo entrenamos, las que ignoraron berrinches tras las paredes para que ellos no cayesen de la cama, que no se molestaban cuando mi hija menor lloraba durante la noche o porque tosió bastante. Estaba preocupada que ellos pudiesen molestar a las personas, pero en ningún momento nadie dejo de demostrar su gentileza y compasión, su disposición, todos ayudaron mucho y estoy inmensamente agradecida.







Estoy inmensamente agradecida con Sensei, que no dejo de decirme tantas veces para llevar los niños, si no lo hubiese hecho ciertamente hubiera demorado mucho mas para llevarlos. Sensei siempre dice: llévelos para el entrenamiento, para que se acostumbren con los kiais. Y como a ellos les gustaba, fue muy emotivo al final del Gashuku mi hijo mayor pidiendo un kimono y una hakama, una espada y diciendo que va a entrenar con nosotros. Arigatou gozaimashita, Sensei!












Otra cosa que fue muy importante para mi durante ese Gashuku fue superar mis límites personales. El sábado acabe lastimando mi pie, en el momento no sentí mucho, estaba con mucha adrenalina y mucha voluntad de luchar, entonces seguí con el entrenamiento dando todo de mi, pero durante la noche el dedo lastimado comenzó a incomodarme. Hubo muchos momentos en mi vida en que por un dolor, mas que soportable, servia de excusa para que yo dejara de hacer una actividad, fuese por miedo a que el dolor empeore o por lástima de mi mismo.






El domingo, tuvimos Suio Ryu y yo quería mucho entrenar igualmente lastimado del pie (que después descubrimos era una pequeña fractura en el último hueso del dedo), pero por haber conocido el Camino ví que el dolor era soportable y lo entablillamos. Si no fuese Camino, me hubiera dejado derrotar a la primera dificultad, en el primer percance, pero seguí entrenando fuerte, porque la voluntad de estar allí era mayor. Conseguí hacer el que creo fue el mejor entrenamiento de Suio Ryu de mi vida, el mas enfocado, en el que mas aprendí desde que comencé a entrenar  Iaijutsu. Después seguí en Kenjutsu, conseguí entrenar todo el día y solo recordé mi pie lastimado cuando el evento había finalizado, cuando Senpai Wenzel dirigió los saltos finales!


Yo se que tenemos que ser comedidos, tener cuidado cuando nos lastimamos, pero esa fue una victoria muy importante para mi. Principalmente porque en el momento que estoy en mi vida, tengo altibajos, y en esos bajos acostumbro cuestionar mi utilidad, me critico y me considero débil, inútil, y salí de ese Gashuku sintiendome exactamente lo opuesto, sintiendome una verdadera guerrera, una persona fuerte que puede superar sus límites.





Tengo un enorme sentimiento de gratitud a Sensei, que no consigo expresar en palabras. Pienso que hay mucho tiempo y yo no me siento tan en paz conmigo misma como después de ese Gashuku. Arigatou gozaimashita, Sensei!"
Juliana Matsuda (Un. Caxias do Sul)






topo

Instituto Niten Argentina
+54 9 11 6475-0191
argentina@niten.org