Ir para o Conteúdo

Cafe con Sensei


26-jan-2010

Egan, sinónimo de Renovación

Así es.
Se felicita al 1er Egan de la nueva década.
No soy un maestro en la caligrafía japonesa ni un poeta, pero, me dejo satisfecho el último trazo del Tigre. Tuve que recorrer la espada para trazar aquel último trazo.
Aún creo que hicieron un montaje con los muslos de Adeval.
En el día, con mi cara compañera Sensei Coen, voy a hacer una pregunta (medio fuerte) que guardé hace un tiempo. Ven a conferirla.
Los Hatsugeiko mostraron que bastan 10 días de fiestas y gulas sin entrenamientos para que volvamos todos gorditos.
Los katas de naginata acá en São Paulo ya están ganando velocidad, pero no es esto lo que importa. ¡Vayan con calma porque, si vacilan, es fractura!
Blog del Niten….si no hay groserías, está bien. Me deja contento.
El primer día es siempre inolvidable. El segundo también, por los dolores.
Que todos lleguen a descubrir lo que Gisele encontró acá en Niten. Es mi deseo.
Itabirito. Un día he de conocerla.
Ian en Jundiaí va a dar mucho que hablar. En el buen sentido, claro.
Y Rio, como si no bastara el calor, ya está en llamas con este Torneo Verde. Estos mis alumnos de Rio, tenemos muchas historias que contar.
¿Mensualidades? Los tiempos cambiaron. Qué bueno.
Si hay olas en Santos, vamos a atraparlas. Me gustan las que tienen mi tamaño.
¿Saquearon Orkut Niten? No entiendo sobre esos asuntos, pero es lamentable.

Como te debes haber dado cuenta, hubo algunos cambios en Niten.
Para mí no fueron cambios sino renovaciones.
Renovaciones en la técnica, en la administración, en la manera Niten de ser.
Renovaciones que se hicieron para el bien estar de todos.
Algunos confunden renovación con libertinaje.
No, nada que ver.
La renovación tiene que ser, sin perder la dignidad.
Sin perder la identidad.
La identidad Niten.

Confiérelo en el Egan

 

tags:
22-jan-2010

Sensei en Santos

Vuelvo nuevamente. Esta vez de las montañas. (CS-14 ene – Avisos al comienzo de 2010). Es el momento de hacer nuestro “ritual” de Niten en Santos: saltar 7 olas. Elegí este texto para elucidar un poco el “saltar 7 olas”: “Es grande el número de personas que van a la playa en el año nuevo para homenajear los orichas, principalmente a Yemanjá, divinidad reina de las aguas y madre de todos los dioses africanos. La simpatía de saltar las siete olas tiene el objeto de cortar todo tipo de obstáculo material y espiritual, bajo la bendición de la madre regente de 2009 (además de ella, tenemos a Changó, el dios de la justicia y Ochosi, dios de la caza y la agricultura). El numero 7 (de las siete olas) se considera mágico, pues transciende el mundo terreno. La marea simboliza el contacto con la divinidad, madre de todos los orichas.” Obviamente que no vamos solo a “saltar 7 olas”, sino que para hacer nuestro Shin nen kai de Santos. Entrenamiento en la tarde, buceo y después cerveza con todos. Ya están confirmados Campinas, Sorocaba, Jundiaí y Florianopolis, además de São Paulo. Será una fiesta y tanto para que empecemos a “cortar” todos los tipos de obstáculos materiales y espirituales que atrapan nuestro Camino. Changó ha de estar con nosotros. ¡Y vamos a saltar mucho mas olas que no te lo imaginas!




tags:
14-jan-2010

Avisos al comienzo de 2010

Regresé de la playa. 40 grados. Mucho calor. Muy bueno. Para mi suerte, menos gente, menos ruido. Muuuy bueno. Sin internet, sin televisión, sin celular. Sin comentarios. En este clima, volviendo a Sampa, dejo entonces algunos avisos: - Mira periódicamente allá abajo en la home www.niten.org.br, pues hay opiniones, relatos o cualquier emoción que afloró por parte de nuestros amigos y colaboradores. - Estoy aclamando a todos los alumnos a participar del 4º Encuentro Sudamericano de Kobudo y, este año será en Rio de Janeiro, que completa 10 años de Niten. Eso mismo ¡10 años! Será una gran fiesta. - Recordándoles a los que quieran aprovechar el inicio del año para Renovar (02ene – Renovar), una máxima de Confucio:

“Coloca la Lealtad y la Confianza sobre cualquier cosa; No te alíes a los moralmente inferiores; No receles corregir tus errores.”
- Y, por fin, para dejarte con agua en la boca: Están saliendo del horno más dos videos “calientitos”.
Confúcio Confúcio



tags:
08-jan-2010

¡Tsui, Kyo wo yaburu!

Bozu es el nombre que se les da a los aprendices de monjes. Tienen su rutina como la de cualquier otro. Como tú, trabajan, estudian, hacen sus quehaceres. Y lo más importante: oran leyendo los sutras. Al comienzo, entran animados y encuentran todo maravilloso. El tiempo pasa y algunos comienzan a demonstrar su verdadero Yo. Digo, en este caso, de aquellos que no comprendieron el verdadero camino de los sutras. Entonces comienzan a inventar disculpas como llegar atrasado y no hacer las cosas bien hechas. Es el comienzo. Después pasan a hacer cosas peores. El maestro, dándose cuenta de la mala hierba que empieza a instalarse en el monje aprendiz le pregunta: - Pequeño gorrión, porque no leíste los sutras? El ya pseudo monje (a esta altura del campeonato) tiene una respuesta en la punta de la lengua: - Do ga yugande kyo ga yomenu En Japón, los templos se hacían de madera y, con el pasar de los años el suelo cedía y quedaba un poco chueco. Somos obligados a oír disculpas tontas como estas de aquellos que nunca hacen derecho las cosas y hasta encuentran tiempo para hacer las cosas equivocadas. Es el medio. Quién ya no tuvo la empleada que siempre tiene una disculpar para no hacer la limpieza de la manera que le mandamos. Y aquél empleado con “cara de mosca muerta” que se hace de flojo durante el trabajo. O aquél que viene todos los lunes siempre con alguna disculpa para su atraso. Bien, mas la historia no para ahí. Se llega a un punto que no hay como esconderlo. El pseudo monje ya no tiene más arreglo. Tiene que salir. Se transformó en un hereje. Sale o se le invita a salir. Al salir, intenta probar que hada hizo de malo. Culpa del maestro, el templo, el Sutra y, si no tiene lo que culpar, inventa. Y, en un acceso de locura y rabia, blasfema: - ¡Tsui, kyo wo yaburu! (¡por fin rajo el Sutra) Y raja el Sutra. Es el final. Moral de la historia: haz las cosas derecho para no rebajarse a lo despreciable, “escupir en el plato que comiste”. Oremos por estas almas. Gasho. Manos en prez… "Do ga yugande Kyo ga yomenu Tsui, Kyo wo yaburu!"




tags:
08-jan-2010

¡Tsui, Kyo wo yaburu!

Bozu es el nombre que se les da a los aprendices de monjes.
Tienen su rutina como la de cualquier otro. Como tú, trabajan, estudian, hacen sus quehaceres. Y lo más importante: oran leyendo los sutras.
Al comienzo, entran animados y encuentran todo maravilloso.
El tiempo pasa y algunos comienzan a demonstrar su verdadero Yo. Digo, en este caso, de aquellos que no comprendieron el verdadero camino de los sutras.
Entonces comienzan a inventar disculpas como llegar atrasado y no hacer las cosas bien hechas.
Es el comienzo.

Después pasan a hacer cosas peores.
El maestro, dándose cuenta de la mala hierba que empieza a instalarse en el monje aprendiz le pregunta:
- Pequeño gorrión, porque no leíste los sutras?
El ya pseudo monje (a esta altura del campeonato) tiene una respuesta en la punta de la lengua:
- Do ga yugande kyo ga yomenu
En Japón, los templos se hacían de madera y, con el pasar de los años el suelo cedía y quedaba un poco chueco.
Somos obligados a oír disculpas tontas como estas de aquellos que nunca hacen derecho las cosas y hasta encuentran tiempo para hacer las cosas equivocadas.
Es el medio.

Quién ya no tuvo la empleada que siempre tiene una disculpar para no hacer la limpieza de la manera que le mandamos. Y aquél empleado con “cara de mosca muerta” que se hace de flojo durante el trabajo. O aquél que viene todos los lunes siempre con alguna disculpa para su atraso.
Bien, mas la historia no para ahí.
Se llega a un punto que no hay como esconderlo. El pseudo monje ya no tiene más arreglo. Tiene que salir. Se transformó en un hereje.
Sale o se le invita a salir.
Al salir, intenta probar que hada hizo de malo. Culpa del maestro, el templo, el Sutra y, si no tiene lo que culpar, inventa.
Y, en un acceso de locura y rabia, blasfema:
- ¡Tsui, kyo wo yaburu!
(¡por fin rajo el Sutra)
Y raja el Sutra.
Es el final.

Moral de la historia: haz las cosas derecho para no rebajarse a lo despreciable, “escupir en el plato que comiste”.
Oremos por estas almas.
Gasho. Manos en prez…

"Do ga yugande Kyo ga yomenu
Tsui, Kyo wo yaburu!
"
 

tags:
05-jan-2010

¡Renueva!

Pasado el periodo de fiestas (“farra” para algunos), estamos acá. ¡Okagesama” (#) Y entonces nos hacemos la pregunta: - Qué voy a hacer este año… - Lo importante es renovar nuestros conceptos, diré yo. Voy a darte un ejemplo: En una era en que todos corren por empleo desesperadamente, hacer otras actividades que no están relacionadas directamente a sus áreas se pone superfluo, o mejor, parafraseando, “secundario”. O aún, lo “menos importante”. De hecho, la mayoría piensa que si dispone de 2 horas para rellenarlas con alguna actividad, mejor hacer un curso de inglés, computación, etc., y por ahí sigue el montón de “necesidades”. Quizás en un gimnasio para ejercitarse, pues mantener el cuerpo bello y saludable también es ventajoso, ya lo decían los gurús hace diez años en el mundo corporativo. O algo para relajarse, porque sacarse el estrés también es importante. Sin embargo, la mayoría, en medio a la prisa cotidiana, jamás piensa en ponerse samurái. - En medio a la prisa cotidiana, entrar en un “templo” para ponerse samurái es una gran idiotez o, como mínimo, insano. Debes estar chiflándote. Anda a estudiar, te dirá tu amigo, o tu novia o un pariente querido. Pensándolo bien, puede ser. Lee el relato de un alumno que entró en nuestro “templo” y colocó el Niten en su currículo:

“En estas últimas semanas oímos de Sensei sobre algunas personas en nuestras vidas que intentan alejarnos del camino, aún sin intención. Padres, hermanos, amigos, que siempre dicen: ‘¡¿para qué esto?! Niten no va a llevarte a ningún lugar…’ Esta semana logré una entrevista de empleo. Sin embargo, al llegar al lugar, me di cuenta que no era el único buscando un puesto. Admito que me decepcioné al saber que algunos concurrentes poseían dos o más lenguas en su currículo y yo, que tengo apenas el inglés básico. Otros tenían diplomas de computación y yo apenas buscaba el primer empleo. Estaba entre 10 concurrentes y me veía solito. Pero, no perdí las esperanzas. Poco a poco nos fueron llamando y, cada uno de los que salía de la pequeña sala, sonreía. Yo fui el quinto. Conversamos durante media hora más y el resultado parecía negativo, pero, me preguntaron si practicaba algún deporte. Cité el nombre del Instituto Niten y comenté también sobre el Bushido. La entrevista se puso más interesante cuando mostré el Shin Hagakure que lo llevo siempre conmigo. Empecé a explicar más sobre la disciplina que nuestro Sensei nos enseña. Muy bien, conversamos por más de una hora sobre el asunto y, por fin, fui contratado, sin darle chances a los demás concurrentes. Esa fue mi primera “Guerra” vencida. En una semana, mi jefe me dijo que fue una buena escoja. Y pretendo que cada vez más tenga consciencia de esto, pues llevo el nombre de Niten conmigo. Todos deberían pensar de la misma forma. Pues esto es Bushido. Para aquellos que aún piensan que ser un Samurái no nos lleva a nada, reevalúen sus conceptos…” G.H. Santos (alumno Unidad Faria Lima)
Pensándolo bien, es mejor no pensar. Porque al pensar, lo que puede parecer insano puede ser, en realidad, la cura… ¡Renueva!!
Shin Hagakure - Pensamentos de um Samurai Moderno Remedio para muchos males (Aunque sea temporariamente…)



tags:
05-jan-2010

Renueva!

Pasado el periodo de fiestas (“farra” para algunos), estamos acá.
¡Okagesama” (#)
Y entonces nos hacemos la pregunta:
- Qué voy a hacer este año…
- Lo importante es renovar nuestros conceptos, diré yo.
Voy a darte un ejemplo:
En una era en que todos corren por empleo desesperadamente, hacer otras actividades que no están relacionadas directamente a sus áreas se pone superfluo, o mejor, parafraseando, “secundario”. O aún, lo “menos importante”.
De hecho, la mayoría piensa que si dispone de 2 horas para rellenarlas con alguna actividad, mejor hacer un curso de inglés, computación, etc., y por ahí sigue el montón de “necesidades”.
Quizás en un gimnasio para ejercitarse, pues mantener el cuerpo bello y saludable también es ventajoso, ya lo decían los gurús hace diez años en el mundo corporativo. O algo para relajarse, porque sacarse el estrés también es importante.
Sin embargo, la mayoría, en medio a la prisa cotidiana, jamás piensa en ponerse samurái.
- En medio a la prisa cotidiana, entrar en un “templo” para ponerse samurái es una gran idiotez o, como mínimo, insano. Debes estar chiflándote. Anda a estudiar, te dirá tu amigo, o tu novia o un pariente querido.
Pensándolo bien, puede ser.
Lee el relato de un alumno que entró en nuestro “templo” y colocó el Niten en su currículo:
 

“En estas últimas semanas oímos de Sensei sobre algunas personas en nuestras vidas que intentan alejarnos del camino, aún sin intención. Padres, hermanos, amigos, que siempre dicen: ‘¡¿para qué esto?! Niten no va a llevarte a ningún lugar…’
Esta semana logré una entrevista de empleo. Sin embargo, al llegar al lugar, me di cuenta que no era el único buscando un puesto. Admito que me decepcioné al saber que algunos concurrentes poseían dos o más lenguas en su currículo y yo, que tengo apenas el inglés básico. Otros tenían diplomas de computación y yo apenas buscaba el primer empleo. Estaba entre 10 concurrentes y me veía solito. Pero, no perdí las esperanzas.

Poco a poco nos fueron llamando y, cada uno de los que salía de la pequeña sala, sonreía. Yo fui el quinto. Conversamos durante media hora más y el resultado parecía negativo, pero, me preguntaron si practicaba algún deporte.

Cité el nombre del Instituto Niten y comenté también sobre el Bushido. La entrevista se puso más interesante cuando mostré el Shin Hagakure que lo llevo siempre conmigo. Empecé a explicar más sobre la disciplina que nuestro Sensei nos enseña. Muy bien, conversamos por más de una hora sobre el asunto y, por fin, fui contratado, sin darle chances a los demás concurrentes. Esa fue mi primera “Guerra” vencida.

En una semana, mi jefe me dijo que fue una buena escoja. Y pretendo que cada vez más tenga consciencia de esto, pues llevo el nombre de Niten conmigo. Todos deberían pensar de la misma forma. Pues esto es Bushido.

Para aquellos que aún piensan que ser un Samurái no nos lleva a nada, reevalúen sus conceptos…”
G.H. Santos (alumno Unidad Faria Lima)


Pensándolo bien, es mejor no pensar.
Porque al pensar, lo que puede parecer insano puede ser, en realidad, la cura…

¡Renueva!!


Shin Hagakure - Pensamentos de um Samurai Moderno
Remedio para muchos males
(Aunque sea temporariamente…)
 

tags:


topo

Instituto Niten Argentina
(15) 5647-1995 / (15) 6683-1832
info@niten.org.ar