ENTRENA
KENJUTSU
ONLINE

¡Descubrimos que era posible y productivo entrenar "KENJUTSU ONLINE"!
Aquí le mostramos cómo comenzar a enseñar Kenjutsu en el Instituto Niten de inmediato
Es hora de poner en movimiento nuevamente la energía del cuerpo, la mente y el espíritu


Café com o Sensei Ir para o Conteúdo

Cafe con Sensei


06-nov-2009

Cuidado con los comejenes

Cuidado con los comejenes En esta semana hablé de nuestro compañero de Londres, David Samuel (03nov – Intercambio con Londres). Hoy te traigo el relato de uno de nuestros primeros alumnos y, que por motivos de orden profesional, trasfirió toda su vida y su familia para Londres. Brandalise, (hoy conocido como Dr. Brandalise of University of London) fue uno de los primeros alumnos y monitores de la Unidad Ana Rosa. En aquella época coordinaba el grupo Kir Joven además de impartir charlas de su área: biología. Y en especial, un tema que a los niños les encanta: dinosaurios.

Brandalise
Antes de partir, vino a pedir mi orientación y, hoy veo que no fue tiempo perdido, como podrás constatarlo en sus palabras:
Shitsurei Shimassu, Sensei! Acaba de ser publicado más un trabajo mío, en el que soy apenas coautor, pero donde trabajé bastante. El aspecto más importante de la publicación es que este es mi primer artículo en una revista científica tradicional y altamente conceptuada. Le escribo porque creí que a Sensei le gustaría ver y tener una copia (aún siendo apenas un PDF adjunto). El trabajo también está disponible online, en los enlaces abajo: http://www3.interscience.wiley.com/journal/121583668/grouphome/home.html http://www3.interscience.wiley.com/journal/122664049/abstract Una vez más tengo mucho a agradecerle Sensei. No se publica en una revista científica internacional como esta, bastante tradicional, sin saber como ‘cortar de verdad” (lo que aquí se traduce en calidad de información, texto, manejo de software de análisis, etc.). Aunque este haya sido un trabajo en conjunto (con otro autor, a quien le cabe gran parte del mérito), no habría realizado mi parte, ni conquistado mi chance de tener un lugar en este trabajo, sin lo que aprendí en Niten, junto con Sensei. En particular: finalizar el corte; al momento de trabajar, trabajar (mucho); hacerlo hasta el cansancio, mil veces. Para 34 páginas de artículo impreso fueron más de quince versiones de texto, cada cual con más de 100 páginas en Word, en tres sumisiones. Pero es esta exactamente ‘La Batalla’. Hace parte de la batalla no apenas mirar el fósil, pero realizar todo el proceso: desde la concepción conceptual del trabajo hasta su publicación. De esta forma, no basta blandir la lámina. La lucha no se resume a esto (es algo que mis pares en Brasil muchas veces parecen no entenderlo). Hay que hacer la reverencia, sacar, cortar, envainar; después de todo eso mantener la atención, sin relajar. Hacer todo esto sin “estar tieso”. Estar Zen. Para que Sensei pueda apreciar mejor el trabajo, mi participación (además de los aspectos generales) está centrada en la parte de la descripción propiamente dicha y, en la producción de imágenes (pero no se resume a esto; trabajé en todas las partes del artículo, mas fui responsable principalmente por las partes que acabo de mencionar). Quizás lo más importante: en este Shugyo que es el Doctorado que hago, tengo la consciencia que mi trabajo hoy, está en un nivel superior y con mucho más calidad que cuando lo aceptaron para la publicación en Octubre de 2008. El próximo paso es publicar como primer autor, en una revista de igual renombre (o mejor), y ya tengo artículos sometidos a esto. Pero, en el caso de estos artículos, la batalla aún no se ganó y, todavía hay mucho que hacer. ¡Domo arigato gozaimashitá! Brandalise
Sin duda no hay mayor satisfacción que ve a mi alumno alcanzar sus objetivos. En el caso de Brandalise, fue necesario: Confianza para seguir los concejos; determinación para llevar la familia (la mujer y sus dos hijas); coraje para enfrentar el mundo (ese mundo de los académicos no es nada fácil); dedicación para llegar hasta donde llegó. Para Brandalise, ahora será necesario cuidado. ¿Cuidado? Sí. Cuidado con los envidiosos. Pues estos proliferan en todos los Caminos. Como comejenes infestando aquello que construimos.





topo

Instituto Niten Argentina
+54 9 11 6475-0191
argentina@niten.org